FictionCity.net, una red social exclusiva para artistas

Si ayer os traíamos al blog el “punto de encuentro para los amantes del cine”, hoy volvemos con una iniciativa que tiene mucho que ver con el mundo del arte. Estamos cansamos de ver nuevas redes sociales que salen de entre las piedras aprovechando el boom del Social Media. Sin embargo, entre este gran abanico, siempre aparece alguna que se desmarca de las demás ofreciendo algo novedoso.

Hoy traemos un ejemplo que enlaza perfectamente con ‘Cultura en positivo’. Se trata de Fictioncity.net, una red social que pretende congregar a todos los artistas del mundo, sea cual sea su disciplina, con el fin de que puedan tener más oportunidades y logren darle una dimensión mayor a sus obras.

¿Cuáles son las posibilidades que ofrece a los artistas esta comunidad? La principal es que ha nacido para poner en contacto a los artistas con empresarios que puedan estar interesados en contratarles. Vamos, que en principio parece una vía ideal para buscar cualquier tipo de colaboración, compartir producciones o buscar financiación para sus proyectos.

Entrando un poco más en las opciones básicas que ofrece, en esta red social los artistas pueden interactuar entre sí y generar su propio currículum multimedia con el fin de tener un perfil mucho más completo. Además, puede mostrar sus creaciones e incluso generar, en menos de 72 horas, muestras virtuales, recitales, castings, concursos y otros tipos de eventos que son difundidos públicamente a través de la red social.

Detrás de FictionCity.net está la figura de Silvio Pestrin Farina, uno de los fundadores de Patagon.com. Su puesta en marcha ha supuesto una inversión inicial de un millón de dólares. A pesar de que su versión en prueba fue lanzada en enero de este mismo año, la iniciativa ya está traducida a 12 idiomas y suma 500 nuevos usuarios al día.

En este mundo virtual en el que vivimos la gran mayoría de artistas utiliza su propia web como escaparate de sus creaciones, por lo que contar con un lugar en común donde poder interactuar y compartir experiencias siempre es una buena noticia. El tiempo dirá si esta red social alcanza la cima del éxito, mientras tanto, siempre nos congratula descubrir nuevas propuestas que se salen de la línea general establecida.

Anuncios

‘Estrenos.com’, un punto de encuentro para los amantes del cine

Nadie puede negar que las redes sociales se han convertido en el verdadero motor de las comunicaciones actuales entre los usuarios de Internet. En el plano cultural no faltan los ejemplos.

Desde ‘Cultura en Positivo’ os traemos hoy una nueva propuesta para los amantes del celuloide. Si te gusta el cine y eres de los que no puede dejar de hablar y discutir sobre los temas que se entremezclan en la esfera del “séptimo arte”, ‘Estrenos.com’ te gustará. Se trata de una nueva comunidad “made in Spain”, con muchas vida por delante.

¿Cuál es el verdadero atractivo de esta comunidad? Las posibilidades son diversas. Según adelantaron sus creadores, en Estrenos.com “el usuario decide qué películas ver gracias a las recomendaciones de sus amigos“. Y no solo eso, además, puede hacer críticas de todas las películas que ha visto, puntuar los diferentes títulos y estar informado a través de las novedades que presenta su blog.

A pesar de que el sitio web lleva una semana escasa en funcionamiento, sus creadores, Julián Amorrich y Roberto Pérez, tienen muchos planes su futuro. En una entrevista concedida por ambos a la web’ Fayer Wayer’, afirmaron que “Estrenos.com quiere ser una alternativa y a la vez rival de servicios como Voddler”, y fueron más allá al decir que “también pretende plantar cara a Netflix”, el videoclub online norteamericano que llegará a España a principios del próximo año.

Todavía es muy prematuro pensar en grandes negocios de futuro. Amorrich y Pérez pretenden conseguir, en esta segunda parte del año, un incremento considerable del número de usuarios hasta llegar a los 300.000 para ser exactos. Pero esto no les impide hablar de rentabilidad del proyecto: “Estrenos.com podría estar basado en publicidad y, tal vez, en el alquiler de películas en streaming“.

Sea cual sea su desarrollo futuro, tenga o no tenga éxito en este nuevo mundo 2.0, la apuesta de Estrenos.com deja una cosa clara: en España hay muchos emprendedores con ideas muy buenas que se ajustan a los nuevos modelos de consumo de cultura responsable, y eso, siempre merece un aplauso.

Aitor Grandes: “Nuestra idea es darle sencillez en el servicio al usuario”

Equipo de 24symbols – © Aitor Grandes

Con la llegada de Spotify a Estados Unidos nos podemos hacer una idea de lo válido que es este modelo en el nuevo paradigma de la difusión de la cultura. Hoy os traemos “el Spotify de los libros”, como lo han denominado muchos hasta la fecha, una iniciativa que ofrece un amplio catálogo de libros vía streaming.

24symbols es el nombre de esta iniciativa, que nace con la convicción firme de adaptar el consumo de libros a un modelo adaptado a los lectores de ebooks. Desde ‘Cultura en Positivo’ hemos hablado con Aitor Grandes, uno de sus fundadores, para que nos desgrane la visión de esta iniciativa que ofrece desde clásicos literarios hasta libros de cocina. No te pierdas la entrevista.

Os suelen identificar como “el Spotify de los libros”. ¿Cómo ha influido esto en el lanzamiento de la iniciativa?

Creo que nos ha beneficiado bastante en cuanto al mensaje que hemos dado. La idea es que se transmite fácilmente nuestro modelo al público. Se entiende rápidamente que es un modelo freemium, es decir, que tienes una parte gratis y luego una de suscripción. Spotify tiene 10 millones de usuarios en Europa y 1,5 de ellos son Premium. Cuando lo contamos en Europa decimos que somos Spotify, cuando hablamos en Estados Unidos decimos que somos un modelo como Netflix o Hulu.

Lo que intentamos es, igual que ha ocurrido en otras industrias culturales como el vídeo o la música, en cuanto a los modelos de suscripción que han surgido con ellos, aplicar los modelos de suscripción que han surgido al mundo de los libros.

El eslogan que lanzáis, “one-click reading”, es la mejor manera de entender 24symbols, ¿no?

Exacto. El “one-click reading” viene a decir que esto es muy fácil y desde el momento en que te registras ya puedes empezar a leer. Por ejemplo, si tú ves el libro que está leyendo uno de tus amigos solo tienes que pinchar en él y directamente entras al libro para poder leerlo. Nuestra idea es darle mucha sencillez en el servicio al usuario.

¿En qué punto está la industria editorial en nuestro país? ¿Qué visión tenéis desde vuestra empresa?

Creo que se está adaptando mucho más rápido que la industria del cine y la industria de la música porque ya se tiene la experiencia de los últimos diez años. Aún así, a las grandes organizaciones les cuesta cambiar, por eso es más fácil que una startup como nosotros. Ahora mismo, todos los canales que hay en la industria son canales de venta de copias, es decir, trasladan lo que hay en el mundo físico al mundo online. En nuestro caso no es así, hemos creado un modelo online puro basado en la suscripción. Somos un canal que no se basa en la copia sino en un modelo freemium en el que puedes leer gratis con publicidad o puedes pagar una pequeña cuota.

¿Crees en la convivencia de estos dos modelos?

Creemos que estos dos modelos van a coexistir, como ocurre en el mundo de la música y el cine, y coexistirán también con nuevos modelos que vayan saliendo poco a poco.

Cuando uno habla de libros siempre se va a la clásica novela, pero vosotros ofrecéis hasta libros de cocina. Háblanos de la oferta de 24symbols.

Efectivamente. Ahora mismo tenemos un catálogo de unos 1.000 títulos. Tenemos muchos libros fruto de acuerdo con las editoriales y otros que iremos subiendo que están libres de derechos de autor. Cuando nos referimos al proyecto siempre empezamos a hablar de literatura, novela… pero el abanico es mucho más amplio. Tenemos desde libros de gestión, de management, libros universitarios, cómics, libros de cocina…

Por lo que hemos visto en el poco tiempo que llevamos, algo que está funcionando muy bien son los libros de management. Pensamos que nuestra herramienta también puede ser muy potente para las universidades. Si éstas pueden subir a un repositorio único en la nube muchos de sus libros, es una manera muy sencilla de acceder para los usuarios  y una forma sencilla de monetizar para las editoriales universitarias porque se podría incluso facturar en la matricula de los alumnos que, además de poder ser muy barato, ya está pagando una pequeña cuota.

¿Podrías explicarnos las distintas tarifas que ofrecéis?

Básicamente estos modelos funcionan gratis para la gran mayoría de la gente, pero con publicidad. Se monetiza el contenido, en cierta medida, con la publicidad, y esto retorna a las editoriales. Estos modelos no son sostenible solo con publicidad. Realmente funcional el modelo cuando se combinan las dos partes, la gratuita y la suscripción. Nosotros esperamos llegar a un 8%-10% de conversión, es decir, que de todo el mundo que lee gratis, unos pocos paguen por leer.

¿Y cuáles son esos factores de conversión?

Si eres usuario Premium vas a poder leer sin publicidad y cuando no estés conectado a Internet (offline). Estos dos factores son los principales para que alguien quiera pasarse del modelo free al Premium.

Hay una queja constante sobre el precio de los ebooks, ¿24 podría ser una solución a este problema?

Esa es la idea, intentar hacer que por una cuota razonable puedas llegar a un contenido muy amplio y, además, sea rentable para las editoriales. Lo ideal es que no tengas que estar pagando por cada una de las copias que quieres leer. Ahora también hay un debate abierto sobre qué es caro y qué no lo es en materia de libros digitales que se irá adaptando hasta que surja algún modelo tipo iTunes… De todos modos, la percepción del usuario es que un libro físico vale más que el digital.

Instantáneo, no ocupa lugar… ¿Cuáles son las principales ventajas que creéis que aporta vuestra plataforma?

La principal es el “one-click reading”, es decir, que leer un libro en nuestro servicio sea más fácil que piratearlo, que la gente pague una pequeña cantidad a cambio de calidad y sencillez. Al final tienes un repertorio que está en “la nube” que es accesible desde cualquier dispositivo; puedes estar en tu casa leyendo en un iPad, luego ir en metro leyendo desde un smartphone o leer desde el ordenador de un amigo. Vas a tener toda tu biblioteca online con capacidades sociales, como compartir pequeñas citas, hacer anotaciones, etc., que van a hacer a la plataforma mucho más interesante.

Otras quejas frecuentes están relacionadas con los sistemas anticopia. ¿Cómo gestionáis dichos sistemas en 24symbols?

Nosotros no tenemos ningún tipo de DRM (sistema anticopia), nuestro DRM es “la nube” en sí, todo el contenido está en Internet. Tú no puedes descargar ese contenido, puedes acceder desde cualquier tipo de dispositivo. Si pagas una pequeña copia para leer, por ejemplo, offline en un iPad, en este caso te descargas el contenido pero está en una memoria interna a la que tiene acceso la aplicación pero no el usuario. Además, este contenido va encriptado. Esto lo que hace es darle mucha sencillez al usuario al no necesitar ningún DRM de terceros.

Ya para acabar, ¿qué te parece la iniciativa de ‘Cultura en Positivo’?

Me parece fantástico. Al final lo que hay que intentar es buscar nuevos modelos de negocio que sean rentables para todas las partes. Se ha intentado parar la piratería de una manera legal. Si bien tiene que haber ciertas reglas, es muy difícil controlar un fichero en Internet, más cuando un libro pesa muy poco. Se trata de dar un servicio con un modelo de negocio coherente, adaptado a la demanda del público y a un precio razonable. Ahora mismo hay una gran demanda y no hay una oferta de este tipo de contenidos.

Si todavía te queda alguna duda sobre 24symbols, dale al play:

24symbols from 24symbols on Vimeo.

La CE abre un debate sobre la difusión de contenidos audiovisuales en la Red

El nuevo modelo de gestión y difusión de los contenidos no solo es algo que preocupa en España, Europa entera se está preguntando cuál es la mejor vía para no quedarse estancado y favorecer un modelo justo que proteja el trabajo de los profesionales de la cultura y que se adecue al nuevo uso de las plataformas que utilizan los usuarios actuales en la red.

Por ello, la Comisión Europea (CE) ha decidido iniciar una consulta pública con el fin de recoger las opiniones de los ciudadanos a cerca de cómo aprovechar el potencial que ofrece internet en aras de la difusión justa y sostenible de los contenidos audiovisuales tales como las creaciones cinematográficas o los programas de televisión.

Para llevar a cabo esta iniciativa se ha presentado un “libro verde” que recoge puntos importantes sobre la diversidad cultural y la necesidad de una transición al entorno digital. Precisamente, éste es el objetivo, recabar los puntos de vista de los creadores y los consumidores, en especial.

La creación de este documento corrió a cargo de tres comisarios europeos: la vicepresidenta de la CE y responsable de la Agenda Digital, Neelie Kroes, y los titulares de Mercado Interior, Michel Barnier, y de Educación y Cultura, Androulla Vassiliou.

Los usuarios que quieran participar tendrán de plazo hasta el próximo 18 de noviembre. Una vez que finalice la consultra, será la propia Comisión Europea quien decida, en 2012, si existe o no la necesidad de intervenir a nivel de la UE, mediante nuevas medidas que podrían ser legislativas.

LOS DERECHOS DE AUTOR, EL MAYOR DESAFÍO

El documento se plantea varias preguntas sobre el nuevo modelo a adoptar. Por un lado lanza el interrogante sobre cuál es la mejor vía para acometer los desafíos que plantea el nuevo entorno 2.0 a la hora de distribuir material audiovisual. Por otro, busca respuestas que aclaren cómo aprovechar al máximo las oportunidades que un mercado único digital puede ofrecer a los autores, la industria y los espectadores.

Sin duda, el mayor desafío que se pone por delante la Comisión Europea está relacionado directamente con los derechos de autor. En el 2009, desde Europa lanzaron una consulta relacionada con la distribución de contenidos culturales, en general, a través de internet. Sin embargo, esta vez han querido centrarse en los contenidos audiovisuales, ya que tienen un modelo de negocio y unos sistemas de licencias y derechos de autor específicos.

Juan Carlos Tous: “Filmin es la oferta de cine indie en Internet”

La industria audiovisual ha cambiado, y eso nadie lo duda. El mundo cinematográfico se está adaptando a las nuevas tendencias de consumo impulsadas por el uso de internet. Cada vez son más las propuestas de este tipo en nuestro país.

Cada vez que alguien habla de ‘cine online’ siempre nombra el caso de Netflix, y lo cierto es que en España contamos con iniciativas como Filmin, que están creciendo en este sector y que nos presentan una oferta muy atractiva. Su fundador, Juan Carlos Tous, ha hablado con ‘Cultura en Positivo’ para contarnos todos los detalles de este proyecto que desborda ilusión y que está rodeado por un agradable olor a cine indie.

Desde su creación hasta ahora, ¿cómo ha ido germinando Filmin hasta convertirse en la plataforma que es hoy en día?

No ha sido un camino fácil. De inicio contábamos con la confianza de nuestros socios y, durante estos tres años de andadura desde que constituimos la empresa, hemos ganado la confianza de muchos productores y tenedores de derechos. Nuestra principal razón ha sido mostrarnos transparentes y aportarles más valor a su distribución tradicional. Los internautas, como nuevos espectadores, nos han percibido cercanos, conocedores del  medio y del cine que ofrecemos.

El lema está claro: “tu lugar de cine independiente y de autor en España”. ¿En esta especialización puede estar el éxito?

Sin duda. Somos la oferta indie en Internet. Desde el inicio apostamos por  diferenciarnos en la oferta y con el tiempo hemos confeccionado un catálogo de calidad con muchos títulos exclusivos. No sólo ofrecemos cine español y europeo premiado en los mejores festivales, también alojamos obras orientales, americanas y títulos inéditos a los que aportamos visibilidad.

Filmin cuenta con más de 1.000 películas en su catálogo, ¿se incrementará el número en esta segunda mitad del año?

Sí. Cada mes subimos unos cien titulos y esperamos superar los 1500 títulos en fin de año.

¿Cuál es el proceso de incorporación de nuevos títulos?

Nuestro buen saber hacer con la editorialidad de los títulos, las estratégias de comunicación que empleamos y una cuidada oferta, hace que muchos productores aporten sus títulos confiando en Internet como nuevo canal de distribución.  En paralelo, estamos atentos al mercado y no cesamos en dirigiros a tenedores de derechos proponiéndoles acuerdos beneficiosos sabiendo que lo importante es el título.

Filmin cuenta con el apoyo de las compañías cinematográficas independientes más importantes, ¿esto es símbolo de excelencia para la empresa no?

Sin duda. Contar con socios como Alta Films, EL Deseo, Tornasol, Wanda, Golem, Avalon o Versus, aporta confianza a muchos otros proveedores de derechos y ofrece garantías de exclusividad de catálogo.

¿Hay algún posible acuerdo futuro con alguna otra compañía?

Estamos en un momento apasionante donde todos tratan de tomar posiciones en este nuevo mercado de Internet. Es ahora cuando deben establecerse acuerdos de distribución, alianzas estratégicas o permitir la entrada de capital en la sociedad. Estamos en un mercado que de forma inmediata aparecerán grandes y consolidadas paltaformas que nos obligan a tomar conciencia del tamaño necesario para liderar nuestro nicho natural.

Para un “cine online” es fundamental una buena plataforma para distribuir el contenido. ¿Cómo está estructurada vuestra plataforma?

Podríamos identificarla en dos grandes bloques: información y contenidos. El bloque de información ofrece desde un magnífico blog de actualidad hasta un resumen de criticas nacionales e internacionales. También se pueden encontrar especiales sobre festivales u otros acontencimientos de interés, siempre con la máxima puntualidad.  Por otro lado, como contenidos podemos encontrar cortos subidos por los propios usuarios, o de afamados cineastas, hasta un catálogo de más de 1100 largometrajes diferenciando los estrenos del catálogo y con diferentes herramientas de busqeda destacando la recomendación por estado de ánimo!

El blog tiene un lugar especial para hablar del cine, directores, festivales… Filmin quiere ser algo más que una web para ver cine online, ¿verdad?

Queremos que Filmin sea un lugar para aquellos amantes del buen cine que buscan algo más que un visionado de una pelicula. Filmin es un espacio dónde encontrar información, contenidos y opinión. Nuestro blog es la principal fuente de visitas y es seguido desde profesionales del cine a curiosos aficionados.

También es muy importante también la conectividad con los nuevos medios: smartphones, ipads… ¿Apostáis con fuerza por estas plataformas verdad?

La idea es poder disfrutar del buen cine donde, cuando y como quiero. Nuestra plataforma y nuestros contenidos pueden verse en su totalidad en un iPad, en un smartphone y en Tellevisiones conectadas a Internet. Nuestro objetivo es estar presentes en todos los dispositivos conectados a Internet.

Una de las cosas más llamativas es la tarifa plana por todo el catálogo de Filmin. Cuéntanos un poco más sobre las tarifas de alquiler, Premium…

Estamos convencidos que la suscripción es el modelo. La comodidad que aporta y la buena relación precio / calidad, hacen de la tarifa plana el modelo a seguir. En filmin ofrecemos uan suscripción PREMIUM mensual a 15€, una trimestral a 30€ y la anual a 120€. Esta suscripción da derecho a disfrutar de todo el catálogo en cualquer dispositivo y sin limitaciones.

Paralelamente, también se puede disfrutar de nuestro cine sin ser suscriptor a precios que osiclan entre los 1,95€ y 2,95€ permitiendo el visionado del título durante 72 horas. Nuestra oferta también incluye una sección PREMIERE con títulos de estreno tras una ventana muy corta de exhibición cinematográfica  y con anterioridad a la oferta en en telvisión de pago. Estos títulos están disponibles durante dos meses en nuestra parrilla al precio de 2,95, Posteriormente y tras finalizar su periodo de explotación en televisión de pago, se incorporan a nuestro catálogo.

Hablando sobre el cine, ¿el modelo de Filmin es la mejor vía para el desarrollo del cine en este mundo 2.0?

La integraciónn del cine y las redes sociales es fundamental en este nuevo mercado de distribución de cine a través de Internet. La recomendación y la opinión de otros espectadores afines es fundamental para la elección de una película. En la actualidad mantenemos contacto y aprendemos de  nuestro publico a través de las redes social donde contamos con más 6.500 seguidores en Twitter y con más de 8000 en Facebook.

¿Cuáles son las principales trabas que existen en la actualidad en nuestro país?

A nadie escapa que tenemos un marco legal contrario a la expansión de un negocio de venta de contenidos a través de Internet. Hoy, la oferta ilegal y parasitería es mayoritaria y comprobamos día a día como muchos usuarios se acercan a FILMIN a conocer, a opinar y descubrir, pero a la hora de comprar, marchan sabiendo que con unos pocos clics tendrá la película gratis.  Es un lástima que ahora, cuando más dispositivos son capaces de reproducir una película y cuando la confianza de los productores crece hacia proyectos legales en Internet, no se esté haciendo nada para frenar el avance de la oferta ilegal.

¿Es Netflix el modelo a seguir?

Netflix nació hace muchos años como oferta de alquiler a domicilio de DVD y luego adopto el streaming a su oferta implantando el modelo de suscripción. Nosotros venimos de CAMEO dónde ofrecemos DVD y creamos FILMIN para llevar el cine a cualquier dispositivo concectado con la posibilidad de suscribirse a una tarifa plana. Se podría decir que son proyectos paralelos. El modelo es claro y a seguir. Los resultados confirman la idoneidad de la oferta. Hoy Netflix cuenta con más de 25 millones de suscriptores quienes destacan como principal atractivo la comodidad y la magnifica relación de precio-amplitud de oferta.

¿Qué opinas del sello ‘Cultura en Positivo’?

Todo lo que se haga para potenciar la oferta legal de contenidos es siempre positivo. Debemos, entre todos, educar a los internautas y con este sello se distingue a aquellas ofertas respetuosoas con la propiedad intelectual. Es una muy buena iniciativa del Ministerio.