¿Crees que los creadores y trabajadores de la insdustria cultural cobran mucho?

Mucha gente cree que un libro, un CD o un videojuego es muy caro, y que su precio no se ajusta a la realidad del producto. Ante esta cuestión siempre surge la misma pregunta: ¿cuántos se han parado a pensar en el número de personas que hay detrás del proceso de creación de un producto cultural? Cada sector tiene sus hormigas obreras, su entramado particular de trabajadores para hacer de la cultura un producto de calidad para el disfrute del usuario. Dale al play, los profesionales de la materia te lo explican.

Anuncios

11 pensamientos en “¿Crees que los creadores y trabajadores de la insdustria cultural cobran mucho?

  1. Una de dos o no os dais cuenta o no queréis.
    En el vídeo dicen que un autor de un libro se lleva el 10% de una venta. La gente no se queja de que un autor se lleve mucho, se queja de que los intermediarios sin hacer nada se llevan el 90%. Vale, es cierto que el tema de imprenta y demás cuesta dinero, pero no creo que cueste más que el 40% del precio de un libro, es decir, que intermediarios se están llevando el 50%.
    Ahora, si el autor vende una versión online en internet pongamos a 5€, el 100% del dinero se lo podría llevar él, sería entre 3 y 5 veces más de lo que se lleva. ¿Por que no es así? ¿Por que los libros online, con una copia que no cuesta nada al autor/editorial se siguen vendiendo al mismo precio que en papel? ¿Por que el ahorro en gastos de imprenta no se los lleva el autor y se lo lleva el intermediario?
    Este ministerio no defiende en ningún momento al autor, que es el creador de la cultura, únicamente defiende a los intermediarios.

    Resumiendo, creadores de cultura sí, parásitos no.

    • Buenos días Alberto. En el sector editorial ocurre que, en la actualidad, se financian los ebooks con lo que generan los libros en papel. Por ello, los precios de los ebooks llegan a ser, muchas veces, muy similares a los de las ediciones escritas.

      Pronto os mostraremos la visión de un emprendedor que ha montado una editorial que vende solo libros electrónicos para que nos cuente cómo está el panorama.

      Un saludo.

      • Si actualmente no hay gran demanda de ebooks es porque no merece la pena un gasto de unos 100€ (cómo mínimo) en el lector que actualmente sólo sale rentable si se descargan sin remunerar al autor.
        Encima, tengo dos alternativas:
        La primera es buscar un libro digital (que no tiene gastos de distribución), que si no es muy conocido es difícil encontrar, luego pagar el mismo precio que en papel, tener que descargarme un programa que funciona cuando quiere, completar el proceso de pago y pelearme con el maldito drm que no siempre es soportado.
        La segunda es buscarlo en google, descargármelo en pdf de manera directa, y ponerlo en el ebook, todo ello gratis.
        ¿Y seguís pensando porqué la gente piratea los libros? Esto mismo también se podría aplicar a películas (drm, restricción por zona…), música, etc.

      • En cuanto al precio de los dispositivos, es una cuestión de las empresas que los fabrican. Por otro lado, si nos descargamos un libro sin pagarle a un autor lo que vale su trabajo, ¿cómo sobrevive? ¿De dónde saca el tiempo para seguir escribiendo si no recibe ingresos?

      • Si yo quiero pagar al autor, lo que no quiero es pagar a intermediarios, especialmente cuando estos no hacen absolutamente nada. Si me dan la opción de descargármelo gratis y otra de descargármelo por 5€ (ojo, en las mismas condiciones que el gratuito, es decir, sin DRM), de los cuales al menos 4€ vayan al autor (el resto a traductores/editores/maquetadores ya que considero que su trabajo es bastante menor al del autor), te puedo asegurar que me decantaba por la opción de pago.
        En esa situación, todos saldríamos ganando, bueno, todos no, el parásito tendría que empezar a trabajar.
        Además, hay ya muchos proyectos que se han financiado con la ayuda de los usuarios (por ejemplo la película el cosmonauta), por lo que el problema no es que la gente no quiera pagar, es que los parásitos no quieren dejar de ganar.

  2. Volvéis a caer en el error, sobre si el autor no vende. El problema es que las copias han perdido todo valor, es simplemente reinventarse. Y por otro lado un error de la industria, es el creer que la gente no quiere pagar por nada. Por eso precisamente los que usamos licencias no restrictivas no tenemos esos problemas, porque para nosotros la copia no tiene fundamento, son los servicios de valor añadido lo que se paga. Y en todo caso quienes a veces pagan por esas copias son las empresas, ya que los usuarios normales, no tienen que hacerlo. Y eso no significa que ellos no donen dinero.

    Es más. Existe una película, que sale del sistema tradicional de la industria. El caso es que por un problema de financiación, dicha película necesitaba 40.000 €, bueno pues “mirad si la gente no quiere pagar” que en menos de 2 días, tenían más de 70.000 € en donaciones de 100 € (y que podían ser entre varias personas)..

    Es muy sencillo la gente quiere pagar al autor directamente y no a una serie de intermediarios que lo único que hacen es inflar los precios. Es más esto ocurre en la agricultura y la ganadería. El agricultor que le pagan menos de 60 cmos / Kg de limones, para que luego en el supermercado valga más de 2 € el quilo.

    Salu2

  3. Es cierto que tanto la música como el cine, etc. están sufriendo un proceso de cambio. La industria ya se ha ido transformando y cada vez son más las opciones que el usuario tiene a su disposición. Entre estas oportunidades, cualquier autor o creador de una obra puede distribuir su obra bajo los términos de la licencia que él desee. Si quiere Creative Commons, Copyleft… está en su derecho, pero también lo está el que prefiere no hacerlo de este modo.

    Por otro lado, existen vías para poder escuchar la música de la gran mayoría de los artistas (por seguir con el ejemplo) sin tener que comprarla. Spotify es uno de los ejemplos que ha tenido más tirón en los últimos años. Tienes un gran abanico de música que puedes escuchar de forma gratuita y puedes, si el producto te ha gustado, adquirir el disco, la canción, compartir el contenido en redes sociales… Y como éste, cada vez tenemos más ejemplos. Además, también puedes pagar una tarifa plana al mes y tener acceso a toda la música sin límites en tu ordenador, dispositivo móvil…

    El caso que comentas de la película es excelente, pero la gran mayoría de los casos no se ajusta a ese ejemplo. Es muy difícil poder financiar una película con donaciones, y mucho más si piensas en grandes producciones, etc.

    Un saludo.

    • Spotify a mi me parece más un “parche” que otra cosa. Especialmente con las limitaciones a los usuarios no premium. Además no te permite descargarte una copia para poderla poner donde quieras. De la misma forma que hacen las web de streaming. Yo cuando descargo o compro una película es para verla con mi familia, no para verla en el monitor de mi ordenador (que alguna vez lo tengo hecho, pero cuando son series o películas que a mi familia, no les gusta). Y obviamente hablo sin tener que hacer cosas raras, como pasar un cable de la salida de la tarjeta gráfica de mi ordenador, al televisor que tengo en el salón.

      Aunque nadie se lo crea lo que está pasando en el fútbol, tiene mucha relación con lo que pasa en el mundo del artista. Es simplemente que no se puede mantener los altos sueldos que algunos cobran, en detrimento del resto. Claro, una película cuesta millones, si el problema es que gran parte del presupuesto se va en los “cachés” de los actores Además que las llamadas super-producciones no son siempre lo buenas que tendrían que ser. No en vano escasea la originalidad y no solo en España sino en Hollywood, llevamos años de secuelas y remakes y poco más.

      A medio-plazo habrá menos millonarios, pero más artistas que ganan dinero.

      Salu2

      • En respuesta a tu comentario, y siguiendo con el ejemplo de Spotify, es un modelo muy parecido al de Netflix en cuanto a la posibilidad de tarifa plana que ofrece, pero en el plano musical. La versión gratuita tiene millones de canciones para poder escuchar aunque, por unos 10 euros al mes, puedes incrementar todavía más la cartera musical y escuchar sin límites la música que desees. Además, estas opciones también te dejan disfrutar de la música en modo offline en tu smarthphone.

        Si el mayor problema que me decís la gran mayoría de los que comentáis en el blog es el elevado precio de la música. Diez euros por tener prácticamente toda la música de esta industria a tu alcance, ¿no parece un mal precio no?

        En cuanto a la accesibilidad del cine a la tv de nuestro salón, es cierto que en España tenemos un retraso respecto a muchos países, pero cada vez hay más opciones: internet a través de las videoconsolas, televisiones con internet, Apple TV, por poner un ejemplo… El iTunes te deja descargar las películas cuando las alquilas.

        En cuanto al valor que le puedes dar a una obra vuelvo a repetir que creo que es algo muy relativo.

        Un saludo.

  4. Pues yo pago encantado ese dinero por un disco si me mola. Eso sí, primero chequeo el material en Spotify o Youtube para ver si me gusta y no realizar una compra en vano. Cada vez pienso más en hacerme premium del spoty porque tengo colegas que lo son y me dicen que es una gozada, sobre todo si tienes un smartphone!

    Salu2!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s